My Cart

Las bebidas energéticas afectan al corazón.

Las bebidas energéticas quizás refuercen demasiado al corazón, creando un estrés adicional en el órgano

y haciendo que se contraiga con más rapidez de la usual, informan unos investigadores alemanes.

El estudio muestra la preocupación de que las bebidas energéticas podrían ser malas para el corazón, sobre todo entre las personas que ya sufren de alguna enfermedad cardiaca, advirtió el Dr. Kim Williams, vicepresidente del Colegio Americano de Cardiología.

Por ejemplo, la adrenalina puede hacer que el corazón se acelere, pero ese esfuerzo excesivo puede desgastar al músculo, señaló. También hay posibilidades de que una persona contraiga una arritmia.

En el nuevo estudio, los investigadores usaron imágenes de resonancia magnética (IRM) para medir la función cardiaca de 18 participantes sanos antes y una hora después de que consumieran una bebida energética. Las personas sanas que participaron en el estudio y consumieron bebidas energéticas ricas en cafeína y taurina experimentaron unas tasas de contracción cardíaca significativamente altas una hora después.

La bebida energética contenía 400 miligramos de taurina y 32 miligramos de cafeína por cada 100 mililitros de líquido (unas 3.4 onzas). La taurina es un aminoácido que   desempeña varios roles esenciales en el cuerpo, y que se cree que mejora el rendimiento atlético. La cafeína es el   estimulante natural que otorga su poder al café.

 Tras consumir la bebida energética, los participantes experimentaron un aumento del 6 por ciento en la tasa de   contracción del corazón, apuntó el coautor del estudio, el Dr. Jonas Doerner, residente en radiología de la sección de   imágenes cardiovasculares de la Universidad de Bonn, en Alemania.

 Parece que la mezcla exclusiva de azúcar, cafeína y taurina en una bebida energética podría combinarse para tener un   efecto sobre el corazón, advirtió Doerner. Doerner y colaboradores evaluaron a un segundo grupo usando una bebida que   solo contenía cafeína, pero esos pacientes no mostraron un aumento significativo en las contracciones del corazón.

 Debido a que este estudio se presentó en una reunión médica, sus datos y conclusiones deben ser considerados como   preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Doerner se mostró reacio a especular sobre el daño potencial del corazón que podría resultar del consumo a largo plazo de bebidas energéticas, dado que su estudio solo se enfocó en los efectos a corto plazo.

"Hemos mostrado que incluso unas cantidades pequeñas de bebidas energéticas alteran la función cardiaca", advirtió. "Debido a esto, se debe realizar más investigación para abordar las preocupaciones sobre los efectos a largo plazo para los niños y las personas con enfermedades cardiacas".

Pero Doerner sí aconsejó que los niños y las personas que tengan un latido cardiaco irregular deben evitar las bebidas energéticas hasta que se realicen más estudios.

Comments powered by CComment

Color I Color II Color III Color IV Color V Color VI

Log In or Register